Inicio > Fobia social > COMO PSICÓLOGA TE COMPARTO MI HISTORIA CON LA FOBIA SOCIAL

COMO PSICÓLOGA TE COMPARTO MI HISTORIA CON LA FOBIA SOCIAL

Mar Profundo
.
.
Hace varias semanas semanas que me uní al grupo de autoayuda sin demasiadas expectativas; pero quedé gratamente sorprendida especialmente por la actividades que este grupo realiza los juegos, la radio, la sesiones de los domingos, el blog…. a la vez que me sentí muy identificada con las publicaciones y comentarios de sus integrantes.

Padezco fobia social desde siempre, con algunos altibajos en las distintas etapas de mi vida. Últimamente los episodios de ansiedad se manifestaron con más frecuencia, apareciendo repentinamente en cualquier situación social, con síntomas como dificultad al hablar, taquicardia, falta de aire, temblor, sensación de que voy a desmayarme y con ellos el sentimiento de vergüenza y temor a que los demás lo noten…

Cuando escuché en la radio de fobia social de Roberto Neuman me llamó la atención el gran porcentaje de personas que padece fobia social. Además me sentí muy identificada con las características y particularidades de esta fobia: la mayor dificultad que tenemos en desenvolvernos en el ámbito informal en relación al formal y estructurado, la antipatía que genera en los demás, las oportunidades perdidas…Esto provocó en mi un gran alivio, ya que sentía mucha culpa por esas situaciones en que no puedo comportarme normalmente.

Unirme a este grupo marcó un antes y un después en mi vida, debido que tomé conciencia de la verdadera dimensión que tiene esta enfermedad fundamentalmente en lo que hace al sufrimiento y discapacidad que genera. Entonces empecé a valorar más todo lo que había hecho a pesar de la fobia; a la vez que después de leer tantas historias de sufrimiento pasé de sentirme victima a desear escribir una frase de aliento a otros que sufren igual o más que yo.

Les cuento que soy psicóloga y si bien actualmente leí bastante sobre el tema; en mi carrera universitaria, la fobia social solo se trató en diez renglones entre otras fobias menos importantes. Yo no creo que se trate de mala voluntad, sino de una falta de verdadera comprensión del tema, que solo puede entenderla quien la padece. Por lo que considero muy importante que quienes sufrimos esta enfermedad alcemos nuestra voz pues unidos la lucha es más fácil.
Anuncios
Categorías:Fobia social
  1. 2 abril, 2015 en 7:10 AM

    Hola me llamo Sergio,soy un Chico de santander y padezco de fobia social..queria. contactar con personas con el mismo problema

  2. gemma muñiz
    17 abril, 2015 en 10:25 AM

    Gracias mil gracias por este post. Me siento muy identificada con él.

  3. Nenuco el eunuco
    30 abril, 2015 en 11:22 AM

    Gracias por tu valentía al reconocer tu problema en público siendo del club de la FS. A mí sinceramente como a muchas otras personas con trastornos mentales, el gremio de psiqui- y psico- nos provocan bastante hostilidad, porque hemos ido de un lado a otro como la mala moneda, 40 tratamientos, y sin grandes avances.
    Si al final una profesional que padece un problema mental acaba en un grupo de autoayuda de afectados, es todo un síntoma de que algo no va bien en la práctica profesional.

  4. Nenuco el eunuco
    30 abril, 2015 en 11:23 AM

    Lo anterior, lo escribo sin acritud. Espero te recuperes de tu problema.

  5. Carlos
    10 septiembre, 2016 en 10:26 AM

    Es importante recordar la antipatía que los demás sienten hacia nosotros. Es un círculo vicioso: la enfermedad nos impide relacionarnos, esto hace que los demás sientan antipatía y, por esta causa, aún nos cuesta más relacionarnos, porque algunas personas suelen evitarnos, lo cual aumenta nuestra ansiedad e inseguridad.

    Por eso yo pienso que la expresión “fobia social” no nos ayuda, sino que nos complica más la vida. ¿Por qué no decir simplemente timidez? Algunos responderán que hay cierta diferencia entre la timidez y la fobia social, pero ¿acaso no será la fobia social una timidez extrema? Un grado de timidez muy elevado que produce a la larga ansiedad y depresión.

    Si nuestra enfermedad nos supone muchos problemas, imaginad lo que sucede cuando alguien sabe que la padecemos; salen huyendo despavoridos al oír eso de “fobia” y de ningún modo se muestran más comprensivos.

    Un saludo, Roberto, y enhorabuena por esta página.

  6. Nicole
    23 mayo, 2017 en 5:52 AM

    Hola! Me sirve mucho esta experiencia en particular, mi consulta es como puedo contactar a esta psicóloga.
    Espero puedan contestarme ya que me salvaría la vida.
    Gracias de antemano

  1. No trackbacks yet.

Muchos cariños y mucha suerte a los que visitan mi blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: