!Qué horrible!..¿Esto es fobia social?

 

 

 

Autor: Roberto Neumann Ringeling

Fobia Social es un miedo (1) desproporcionado, (2) irracional y (3) persistente a sentirse criticado, humillado y evaluado negativamente en situaciones de interacción social (como fiestas y reuniones familiares) y en situaciones de actuación social (como hablar o actuar ante una audiencia). Cuando la persona es expuesta a la situación temida en forma inmediata aparecen los síntomas físicos de ansiedad (como palpitaciones, sudación y temblores),  Los síntomas también aparecen casi con la misma intensidad cuando la situación temida está a semanas e incluso meses de anticipación (ansiedad anticipatoria). 

  Podría decirse que la fobia social es la enfermedad de las relaciones humanas, porque ataca directamente las habilidades sociales imprescindibles para relacionarse con las demás personas y para integrarse socialmente a la comunidad. Produce severos grados de invalidez en todos los grandes ámbitos de la vida, y se ubica en tercer lugar dentro de los trastornos psiquiátricos más frecuentes en la población general, precedido solamente por depresión y alcoholismo.

 Una característica de la Fobia Social es que a pesar de ser una enfermedad bien estudiada sobre la cual existe mucha información, es poco conocida por la población general, por quienes la padecen e incluso poco conocida por muchos profesionales que muchas veces la subdiagnostican. La razón puede ser que los síntomas se confunden con problemas de interacción social de gente común. En la mayoría de los casos las personas no saben que padece de este trastorno y en muchos casos las personas viven con sus malestares, por intensos que sean, pensando que son “parte de su vida” o “de su manera de ser” sin nunca advertir que se trata de una enfermedad. En el caso de fobia social específica ( no generalizada), normalmente las personas se acostunbran a vivir con la fobia y organizan su vida alrededor de los síntomas, evitando, por ejemplo, comer en público, asistir a reuniones de apoderados, participar en actividades recreativas, etc.

  Situaciones de interacción social temidas

  •  Participar en reuniones o en grupos informales.
  • Comer en casa con conocidos o con la familia.
  • Asistir a fiestas y reuniones informales.
  • Ser centro de atención, o que le dirijan la palabra.
  • Hablar con personas de autoridad como profesores o jefes.
  • Encontrarse sorpresivamente con familiares o personas conocidas.
  • Hacer una reclamación. Hacer o aceptar cumplidos.
  • Ser presentado, conocer personas extrañas.
  • Recibir visitas o traer visitas a la casa.
  • Seducir a personas del sexo opuesto.
  • Mantener o iniciar una conversación.
  • Las tomaduras de pelo.
  • Mirar a los ojos del otro (sobretodo del sexo opuesto).
  • Dar o defender las propias opiniones.

 Situaciones de actuación  pública temidas  

  • Presentarse ante el público en un escenario.
  • Dar una conferencia, una clase o hablar en público.
  • Escribir, comer o beber delante de otros.
  • Usar el teléfono delante de otros o en público.
  • Ser observado haciendo algo.
  • Manejar en la ciudad.
  • Entrar a lugares donde hay gente sentada.

  Síntomas físicos (ansiedad anticipatoria y de exposición)

 Las situaciones sociales temidas desencadenan inevitablemente los síntomas de ansiedad y en los casos más serios estos síntomas pueden llegar a una crisis de angustia. Algunos de estos síntomas también se pueden experimentar con días o semanas de anterioridad al evento.

 Los síntomas más comunes son:

  •  Ruborización o palidez.
  • Temblor de manos, pies o voz.
  • Sudorización profusa, especialmente en las manos.
  • Sequedad de boca.
  • Palpitaciones o arritmia.
  • Falta de concentración.
  • Deseos urgentes de orinar.
  • Problemas alimentarios.
  • Tartamudeo.
  • Ataques de pánico.
  • Tensión muscular.
  • Opresión toráxica.
  • Nauseas.
  • Inestabilidad emocional.
  • Escalofríos.
  • Dificultad para respirar, falta de aire.
  • Mareos, insomnios, cefaleas.

  Síntomas cognitivos (pensamientos)

 El núcleo central de la fobia social es el temor a la evaluación negativa: la persona piensa que está siendo juzgada, criticada o rechazada por los demás. Entre las características comúnmente asociadas cabe citar la hipersusceptibilidad a la crítica, el temor a la valoración negativa por parte de los demás, la baja autoestima y los pensamientos catastróficos. Algunos de estos pensamientos o creencias son como sigue: 

  • Temor a ser juzgado o criticado por los demás.
  • Temor a actuar de un modo que sea humillante o vergonzoso.
  • Temor a manifestar síntomas de ansiedad.
  • Sensación de que todos tienen la mirada puesta en uno.
  • Creer ser visto como ansioso, débil, loco o estúpido.
  • Creencia de no saber comportarse de un modo adecuado o competente.
  • Miedo de ser considerado  inepto, o a ser burlado.
  • Necesidad de evadir en forma total un evento social.
  • Idea de que uno se bloqueará, tartamudeará, toserá, etc.

 Pensamientos catastróficos

  •  “Llamaré la atención, me van a mirar”. “Pensarán que soy raro, tonto, débil”.
  • Pensamientos negativos como “voy a hacer el ridículo”, “quedaré bloqueado y no sabré que decir”,  “seguro que no les interesa mi opinión”, “se darán cuenta de lo nervioso que estoy”, “creerán que soy tonto, se estarán riendo de mí.
  • “No sé qué decir. Me voy a olvidar de todo, no me van a entender”.

 Ejemplo de un relato típico de Fobia Social:

 “En la escuela siempre tenía miedo de participar en clase, aunque supiera la materia. Cuando comencé a trabajar, detestaba tener que reunirme con mi jefe. No podía ni siquiera sentarme a comer con mis compañeros de trabajo. Me sentía nervioso al pensar que me estaban mirando o juzgando y que iba a hacer algo estúpido. Mi corazón latía fuertemente y empezaba a sudar nada más de pensar que tendría que asistir a una junta. Estos síntomas se empeoraban mientras más se acercaba el evento. A veces no podía dormir ni comer por varios días antes de asistir a una junta de personal”.

 Fobia Social generalizada y específica

 Generalizada: La Fobia Social generalizada se da cuando hay temor de relacionarse socialmente en todo tipo de situaciones (situaciones de contacto cara a cara). Es posible que la generalización abarque muchas o todas las situaciones sociales descritas arriba, en ese caso la enfermedad comprendería también situaciones de actuación pública como situaciones de interacción personal (donde se supone debería existir mayor confianza, por ejemplo, reuniones familiares, hablar a una persona, ir a una fiesta, etc.).

Epecífica: se da cuando hay temor a determinadas situaciones de actuación publica como hablar en público, actuar en un escenario, dar una clase o ser observado mientras se come. esta es más común en artistas, actores, profesores, dirigentes, personas de oficios públicos, etc. El origen de la Fobia Social específica puede deberse a malas experiencias en situaciones particulares. En la Fobia Social generalizada el origen está siempre temprano en la adolescencia mientras que en la fobia específica el origen puede darse en cualquier punto en la vida. Además, en la Fobia Social generalizada la crisis es constante mientras que en la fobia específica no, porque el afectado puede organizar su vida alrededor de los síntomas.

 Gravedad de la Fobia Social

La gravedad de la Fobia Social se refiere al grado de incapacidad o de invalidez que produce en la vida de los afectados, y esto podría estar determinado por el grado de generalización del trastorno. Por ejemplo, una fobia podría ser de máxima gravedad (producir el máximo daño), cuando está completamente generalizada, y de mínima gravedad cuando se trata de una fobia social específica. Un estudio menciona la siguiente escala de generalización:

  1. fobia social específica.
  2. fobia social levemente generalizada.
  3. fobia social moderadamente generalizada.
  4. fobia social gravemente generalizada.  

 Ansiedad anticipatoria y de exposición

 Anticipatoria: La persona presenta síntomas de ansiedad (como palpitaciones, insomnio, ansiedad, trastornos alimentarios, etc.) y preocupaciones diarias durante varias semanas (e incluso meses), antes del acontecimiento temido. Esta ansiedad puede ser realmente perjudicial afectando seriamente el diario vivir de la persona. A veces llega a constituirse un ciclo vicioso, porque el temor anticipado de ser evaluado negativamente en la situación temida provoca una actuación deficiente real, produciendo mayores niveles de ansiedad anticipatoria para la próxima vez, y así sucesivamente.

 De exposición: Mientras interactúa con otros, la persona experimenta con toda su fuerza los síntomas característicos de la Fobia Social. En los inicios del cuadro, la persona intenta superar el problema exponiéndose a la fuerza y obligándose a sí mismo a soportar el intenso malestar, sin experimentar alivio la vez siguiente que enfrenta la misma situación (el fóbico social puede sentir envidia o admiración por otras personas al ver que hacen cosas que ellos no pueden, como ser socialmente muy integrados y pasarla bien).

 Conductas de evitación.

 Muchas veces las personas con Fobia Social se arman de paciencia y valor, y asisten a las situaciones sociales temidas por razones de fuerza mayor o presiones sociales (a costa de malestar y a riesgo de pasarlo muy mal). Pero cuando la intensidad de los síntomas fóbicos supera la capacidad del individuo de sobreponerse, el resultado inevitable es la evitación de tales situaciones. En los casos más severos la evitación de situaciones de interacción social puede llevar al afectado al aislamiento social total.

 Ejemplos de conductas de evitación

  • Faltar o llegar tarde al trabajo o a la escuela.
  • Cancelar o no concertar citas o compromisos sociales.
  • Inventar excusas y razones para no participar en actividades.
  • Rehusar un trabajo, un ascenso o una actividad laboral.
  • Enfermarse antes de dar un discurso, una charla o una exposición.
  • Distanciarse de amistades y rehusar conocer gente nueva.

¿Cuándo comienza la fobia social y cuánto dura la enfermedad?

La fobia social usualmente comienza en la niñez o adolescencia, generalmente a partir de los 11 años. Es muy raro que comience después de los 25 años. Su curso acostumbra a ser crónico o continuo y puede durar toda la vida. El inicio temprano del trastorno es particularmente dañino porque es una edad crítica para el desarrollo de habilidades sociales. Este trastorno puede ser hereditario; los parientes de primer grado de los individuos con fobia social parecen tener más probabilidades de sufrir el mismo trastorno (al igual que con otras fobias simples). Se da más frecuentemente en familias emocionalmente frías y distantes, y en familias sobre protectoras. También se cree que puedan existir causas de tipo biológica y psicológica así como otros factores ambientales. Por otro lado, se cree que el origen de la enfermedad se remonta a los inicios de la humanidad, se cree que Adán haya tenido Fobia Social!

  Estados de comorbidez

 Existe evidencia de que la fobia social conduce a diversos estados secundarios de comorbidez, los más graves de los cuales son depresión profunda, alcoholismo y abuso de drogas, seguidos por agorafobia, trastorno de pánico, de evitación y otros. También es común la ideación de suicidio (la probabilidad de suicidio casi doble que la población general), y trastornos alimentarios. En la mayoría de los casos el afectado puede estar convencido erróneamente de que una de las manifestaciones secundarias (como las recién mencionadas), es el problema principal sin advertir que el problema de fondo es la Fobia Social. Se estima, por ejemplo, que un 30% de la población de alcohólicos padece de Fobia Social.

 En promedio las personas que padecen Fobia Social tarda 15 años en consultar por ayuda profesional; una mayoría nunca lo hace. Otros consultan por  otros problemas como depresión, crisis de pánico ansiedad, etc., y el cuadro de fondo que es la Fobia Social no es nunca diagnosticado.

  Consecuencias de la Fobia Social

 Cuando se habla de Fobia Social es necesario hacer justicia y mencionar el grado de sufrimiento que este trastorno produce: es una condición tremendamente dolorosa e incapacitante para quién la padece. Algunos estudios se refieren a esto como “ …causa de difundidos sufrimientos”, o  “…provoca un sufrimiento significativo” o “es una enfermedad tan incapacitante como…”.  A los fóbicos sociales se les acusa de exagerar sus síntomas y dificultades, pero en realidad no es así. Los sufrimientos y la amplia gama de dificultades en la vida de los afectados son reales y no imaginados.

 Los fóbicos sociales tienen más probabilidades que la población general de:

  •  Ser solteros.
  • Ser económicamente dependientes.
  • Estar socialmente aislados.
  • Tener menos educación.
  • Tener pensamientos de suicidio.
  • Suicidarse.
  • Sufrir trastornos psiquiátricos adicionales.
  • Tener un historial de empleo inestable.
  • Tener sentimientos de insatisfacción personal.
  • Tener mayor consumo de alcohol y drogas.
  • Tener mayor incidencia de depresión.

 Grado de deterioro o incapacidad

La Fobia Social no es cuestión de blanco o negro. Se puede medir por su grado de generalización, por su grado de somatización (qué tan presentes están los síntomas físicos de la ansiedad), y por el grado de daño real que provoca en la vida de los afectados. Una manera de medir el grado de deterioro que produce (Escala de Incapacidad de Sheehan), es indicando en la escala de cero a diez el grado de incapacidad percibido en las áreas de: 

  1. Trabajo.
  2. Vida social y actividades de ocio.
  3. Vida familiar y responsabilidades domésticas.

 Finalmente, existen muchas personas que sienten temores y tienen serias dificultades para interactuar con otros, lo cual limita su capacidad de relacionarse socialmente, de formar amistades y les resta felicidad en sus vidas. Sin embargo, para que esto constituya una  “Fobia Social”, los temores tienen que ajustarse a la definición anteriormente presentada: deben ser realmente desproporcionados, irracionales y persistentes. Además, debe existir algún grado de deterioro real, debido al trastorno, en la vida de la persona.

Anuncios
  1. Anónimo
    25 enero, 2010 en 1:39 PM

    hola

    • nachma
      28 julio, 2011 en 6:52 PM

      Hola

  2. 14 marzo, 2012 en 3:50 AM

    Creo que no tengo FS, si igual hay cosas que me cuesta mucho, como entrar a una reunion o llego de la primera o me quedo de las ultimas… pero si no desmerezco el problemaen si, lo encuentro atroz.
    Igual buena, porque le queda una tarea a uno, el no desmererer a una persona con aquellos sintomas todo lo contrario creo que hay que acojerlo… como tu me vas a acojer en tus reuniones??? jajajaja un poquito de humor.

    Un abrazo.

  3. 23 octubre, 2012 en 9:08 AM

    Buen Post
    Me agradó la forma en que escribe sobre el tema.

    Seguiré visitando esta página

  4. 19 mayo, 2013 en 7:55 AM

    Nice post. I learn something totally new and challenging on websites I stumbleupon on a daily basis.
    It’s always helpful to read through articles from other authors and practice something from their websites.

  5. silvia
    26 septiembre, 2013 en 8:33 PM

    hola mi nombre es silvia y tambien padesco de fobia social ,me cuesta mucho relacionarme con las personas ,lo q ha hecho que prefiera quedarme en casa y no salir para no tener q encontrarme con algun conosido y tener q hablar , imaginence tener q asistir a una reunio n ,fiesta me estressa mucho el solo echo de pensarlo

  6. 23 octubre, 2014 en 12:46 PM

    que hijueputa trastorno tan gonorrea

  7. florencia
    5 diciembre, 2014 en 4:20 AM

    Hola me gustaría hablar con alguien para que me ayude. Tengo 21 años y la verdad es que sufro mucho ya que nadie es capaz de entender lo que me pasa. Fobia social. Estoy desesperada.

    • 5 diciembre, 2014 en 10:56 AM

      Hola Florencia, te invito a que entre a mi grupo de fobia social en facebook, aquí puedes conversar con mucha gente que padece lo mismo que tú. A lo largo del tiempo he visto mucha gente realmente superando su fs solamente con comentar sus problemas en el grupo. Tambien transmito los sábados por radio Fobia Social, siempre hablo de temas de interés para los que padecemos esta enfermedad. Te mando muchos cariños y un abrazo grande y te deseo lo mejor. Te dejo el link a mi grupo facebook y a la radio: https://www.facebook.com/groups/Fs.vinadelmar/ El enlace a la radio es: http://mixlr.com/radio-fobia-social/

  8. 30 diciembre, 2014 en 8:12 AM

    Buenas! Podría jurar que visitado este sitio web antes, pero después de navegar a través de él viendo algunos de los post me di cuenta de que es nuevo para mí.

    De todas formas , estoy encantado de haberme encontrado con esta página.
    La añadiré en mis marcadores para volver de nuevo !

  9. gemma muñiz
    18 abril, 2015 en 9:15 PM

    Buenas noches. Que duro ha sido leerlo, tengo 45 años y que yo recuerde no he tenido un momento de tranquilidad mental en mi vida. La escuela fue una tortura, a duras penas estudié la FP, fue un calvario. Cuando un año después entre a trabajar en una empresa al año y medio me echarón, no me veían capacitada. Me senti el ser más inutil del mundo.
    Llevo 20 años trabajando en la actual empresa dónde no he conseguido promocionarme aunque hago bien mi trabajo y he demostrado que puedo desarrollar tareas de mayor complejidad. Pero la triste realidad es que a alguien como yo no le dan oportunidad ninguna. Lo que les incomoda es mi peculiar carácter y manera de actuar. No tengo una red social, no me adapto bien a los cambios, ni a las normas. Suelo enfadarme con mucha facilidad y tengo ataques de ira que cada vez són más desproporcionados y frecuentes a causa de la amarga sensación de frustración que padezco. Si sigo así perderé el trabajo, y ha veces creo que es lo que busco para así al fin tener algo de tranquilidad. Pero luego ¿qué será de mi vida? Tengo dolores de cabeza recurrentes, sensación de tristeza constante, levantarme por las mañanas un sacrificio enorme, cansancio crónico, deseperanza de que esta tortura no acabará jamás y que no vale la pena vivir así. La gente me huye, se rien de mí y yo me siento el ser más patético y prescindible.

  10. gemma muñiz
    18 abril, 2015 en 9:26 PM

    Buenas noches. Que duro ha sido leerlo, tengo 45 años y que yo recuerde no he tenido un momento de tranquilidad mental en mi vida. La escuela fue una tortura, a duras penas estudié la FP, fue un calvario. Cuando un año después entre a trabajar en una empresa al año y medio me echarón, no me veían capacitada. Me senti el ser más inutil del mundo.
    Llevo 20 años trabajando en la actual empresa dónde no he conseguido promocionarme aunque hago bien mi trabajo y he demostrado que puedo desarrollar tareas de mayor complejidad. Pero la triste realidad es que a alguien como yo no le dan oportunidad ninguna. Lo que les incomoda es mi peculiar carácter y manera de actuar. No tengo una red social, no me adapto bien a los cambios, ni a las normas. Suelo enfadarme con mucha facilidad y tengo ataques de ira que cada vez són más desproporcionados y frecuentes a causa de la amarga sensación de frustración que padezco. Si sigo así perderé el trabajo, y ha veces creo que es lo que busco para así al fin tener algo de tranquilidad. Pero luego ¿qué será de mi vida? Tengo dolores de cabeza recurrentes, sensación de tristeza constante, levantarme por las mañanas un sacrificio enorme, cansancio crónico, deseperanza de que esta tortura no acabará jamás y que no vale la pena vivir así. La gente me huye, se rien de mí y yo me siento el ser más patético y prescindible. Esto ha destrozado mí vida familiar, no tengo apenas amigos, y solo consigo estar bien con mi marido y mí hija, o directamente sola. Siento que estoy tocando fondo.

  11. gabriel
    6 junio, 2015 en 11:29 PM

    Los invito aseguir a esta pagina llamada Braineka es una pagina que se encarga de publicar informacion valiosa de la fobia social, del miedo a los espacios abiertos del miedo a volar https://www.facebook.com/BrainEka?ref=ts&fref=ts

  12. V
    23 julio, 2015 en 6:11 AM

    Comencé a leer y no he parado de llorar me siento totalmente identificada, te agradezco que compartieras toda esta información, de no ser así creo que nunca me hubiese sentido tan comprendida como ahora, aunque la sensación que me queda no sea tan esperanzadora. Quisiera saber si puedes recomendar algún profesional en Santiago que no sea muy costoso.

  13. María Cecilia Ise
    23 marzo, 2016 en 10:08 AM

    Este es el mejor artículo que leí sobre fobia social, al que mejor describe de qué se trata la enfermedad. Si alguien me preguntara qué es la Fobia S., le daría este artículo para que lea. Felicitaciones Roberto, por todo lo que haces: por tu “valentía”, por la difusión y docencia que haces respecto al tema, porque ayudas a miles de personas que padecemos este mal. Que la Divinidad esté siempre contigo, te proteja, te inspire y bendiga todos tus proyectos!
    Cecilia, de Argentina.

  14. brenda veronica navarro espinoza
    31 julio, 2016 en 3:15 AM

    Hola a mi me pasa todo lo que describes pero nunca me la han diagnosticado de hecho estoy con trastorno esquizoafectivo pero lei que tambien se confunde con depresion psicotica,alguien de mty México que pase por lo mismo.

    Saludos a todos.

  1. 9 septiembre, 2014 en 12:22 PM
  2. 5 agosto, 2015 en 7:32 PM

Muchos cariños y mucha suerte a los que visitan mi blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: